GRUPO DE PERSONAS FORZARON A MIGRANTES VENEZOLANOS A SALIR DE IBARRA.

Mujeres, niños (algunos en brazos) y adultos inmigrantes debieron recibir protección policial al salir de casas donde residían, luego de que un grupo de personas actuara con violencia la noche de este domingo 20 de enero del 2019 en Ibarra, en el norte de Ecuador.

Por la tarde se realizó una marcha en la capital de Imbabura para condenar la violencia de género, tras el femicidio de Diana Carolina, perpetrado la noche del sábado 19 de enero del 2019 por su novio -frente a policías-, después de que permaneciera tomada como rehén por más de 90 minutos en la calle.

El hombre, extranjero, fue detenido. Familiares confirmaron que mantenía una relación con Diana Carolina, quien se encontraba embarazada y dejó en la orfandad a dos niños. La noche de este domingo, un grupo de personas que había participado en la marcha ingresó a una vivienda habitada por ciudadanos extranjeros en el centro de Ibarra. Sacaron sus pertenencias y las quemaron en la calle.

El hecho ocurrió a las 20:30. Después, el grupo se dirigió a un albergue municipal, donde pernoctan inmigrantes de escasos recursos, e intentaron ingresar. Sin embargo, la Policía custodiaba el lugar. Los manifestantes recorrieron las calles. El clima de tensión obligó a varios migrantes a abandonar la ciudad.

Algunos fueron perseguidos en vehículos, entre bocinas y gritos exigiendo que se fueran. Familias corrían por las calles llevando bolsos, niños en brazos, con rostros de pánico. Los gritos llegaron hasta la terminal terrestre de Ibarra, donde inmigrantes buscaban pasajes sin rumbo cierto, entrada la noche. La violenta reacción contra las familias se produjo horas después de que el presidente Lenín Moreno anunciara en un comunicado que había dispuesto la conformación de “brigadas” para controlar la situación legal de ciudadanos de Venezuela en las “calles, en los lugares de trabajo y en la frontera.

Analizamos la posibilidad de crear un permiso especial de ingreso al país”. En redes sociales, diversos juristas cuestionaron el comunicado del Presidente, porque el crimen de Diana se trató de un femicidio fruto de violencia de género. “Declaraciones de altos funcionarios pueden constituir, en sí mismas, violaciones del deber estatal de respetar, garantizar y prevenir violaciones de DDHH.”, dijo Daniela Salazar, de la Universidad San Francisco y una de las mejores puntuadas en el concurso para elegir la nueva Corte Constitucional. “Lejos de condenar violencia machista, expresiones de Lenín Moreno podrían haber incitado los actos de violencia y xenofobia en Ibarra”.

Ramiro García, presidente del Colegio de Abogados de Pichincha, calificó al anuncio de Moreno como “inadecuado”. Agregó: “El problema no es la nacionalidad del victimario, sino el machismo que le hizo actuar así. Esto legitima la xenofobia”.

Farith Simon, abogado de la USFQ, también cuestionó lo ocurrido: “Espero que identifiquen a cada uno de los promotores y ejecutores de la ‘limpieza social’ y los procesen por el delito de odio. Lenín Moreno deberá responder por promover la xenofobia”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *