GOBIERNO DE EE.UU. SE REINCORPORA A LA OMS Y GARANTIZA SU APOYO A LA LUCHA CONTRA LA PANDEMIA DE COVID-19.

El recién estrenado Gobierno de Estados Unidos del presidente Joe Biden ha querido marcar rápido las distancias con su predecesor y ayer materializó su reincorporación a la Organización Mundial de la Salud (OMS), garantizándole de nuevo su apoyo financiero y con elogios a su papel en la lucha contra la pandemia de COVID-19.

Estados Unidos regresó a la OMS y se compromete a respaldar su estrategia para hacer frente a la pandemia, en un momento en que la variante británica del coronavirus ya afecta a por lo menos 60 países y la vacunación llega poco a poco a nuevos territorios.

“Estados Unidos está dispuesto a trabajar en colaboración y solidariamente para apoyar la respuesta internacional al COVID-19, atenuar su impacto en el mundo, reforzar nuestras instituciones, hacer que avance la preparación ante futuras epidemias y mejorar la salud y el bienestar de todos los pueblos del mundo”, dijo el inmunólogo Anthony Fauci, que formaba parte de la célula de crisis durante el mandato de Donald Trump y fue nombrado consejero por Biden, ayer durante una reunión de la OMS.

Una posición que contrasta con la del expresidente Trump, que acusó a la organización de ser una “marioneta” en manos de China y de realizar una “mala gestión” de la pandemia, antes de retirar a su país de la institución en julio.

En cambio, Fauci agradeció a la OMS “el liderazgo en la respuesta mundial a esta pandemia” y aseguró que el país honrará “sus obligaciones financieras con la organización”.

El miércoles, el número de muertos por el virus en EE. UU. superó el de soldados estadounidenses fallecidos durante la Segunda Guerra Mundial. La pandemia ha dejado ya 405.500 decesos en el país, el más enlutado del mundo.

“Estamos entrando en la que quizás sea la fase más dura y mortífera del virus”, advirtió Biden el miércoles, cuando además de ordenar el retorno del país a la agencia de la ONU, decretó el uso obligatorio de tapabocas en los edificios federales y transportes interestatales y por parte de los empleados del Gobierno central.

Estados Unidos se sumó ayer también a la plataforma Covax, creada por la OMS para garantizar un reparto equitativo de las vacunas contra el COVID-19 en todo el mundo, anunció la delegación estadounidense ante la Comisión Ejecutiva del organismo.

Fauci aseguró que EE. UU. “se sumará al trabajo internacional para la pandemia”, y que con este motivo el presidente tenía previsto publicar una directiva en la que se contempla la incorporación estadounidense al programa Covax”.

El experto, señaló la Administración Biden, “trabajará con la OMS para fortalecer y reformar el organismo, mejorando sus mecanismos para que respondan mejor a las emergencias sanitarias”.

La orden ejecutiva de Biden dejó nulo el proceso que inició Trump en julio del año pasado y que iba a hacerse efectivo en el mismo mes de este año.

En tanto, en todo el mundo, el virus se ha cobrado ya al menos 2,07 millones de vidas y las autoridades están alarmadas ante la aparición de las nuevas variantes del virus surgidas en el Reino Unido, Sudáfrica y Brasil, debido a su mayor capacidad de infección.

La OMS también está vigilando la propagación de otras dos variantes que aparecieron en Brasil, entre ellas la registrada en el Amazonas.

En los hospitales de Manaos, capital de este estado brasileño, la situación es caótica y el servicio de urgencias de la ciudad asegura recibir unas 1.300 llamadas por día, 80 % de ellas por problemas respiratorios.

Brasil es el segundo país del mundo más castigado por la pandemia, con 212.831 muertos y 8,6 millones de infecciones.
Hasta el momento, 63 países han iniciado campañas de vacunación. Pero 12 de estos países concentran el 90 % de los 54 millones de dosis ya inyectadas en habitantes.

Israel es el país que más ha vacunado, ya que más de un cuarto de su población ha recibido al menos una dosis; pero en cantidades absolutas, Estados Unidos va a la cabeza, con 16,5 millones de dosis administradas, seguido de China con más de 15 millones. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *