Fernando Balda: Se ha demostrado que se dio órdenes desde el Ejecutivo

El activista Fernando Balda espera la vinculación de los autores intelectuales en el proceso que se sigue por su denuncia de supuesto secuestro, ocurrido en Bogotá en el 2012, hecho por el que hay cinco sentenciados en Colombia y tres agentes detenidos en Ecuador. Asegura que hay pruebas suficientes.

Usted puso una denuncia en Ecuador en abril del 2013 por su secuestro en Bogotá. Han pasado cinco años de esto y el caso fue reactivado este año. ¿Qué espera ahora de la justicia?

Hasta el momento no se había actuado en nada. El ex fiscal general Galo Chiriboga mantuvo esto enterrado en el lodo de la impunidad. Carlos Baca Mancheno decide reabrir el caso el 18 de enero, ante la insistencia de la Fiscalía de Colombia que pedía la cooperación internacional. Se solicitó a Colombia el expediente y la investigación que da como resultado que los cinco sentenciados allá fueron contratados por tres ecuatorianos que en ese momento eran agentes de la Dirección Nacional de Inteligencia (Luis Ch., Jéssica F. y Jorge E.), que fueron detenidos. Luis Ch. se acogió a la cooperación eficaz y ha entregado grabaciones, entre ellas una que ya salió a la luz, donde conversa con el ex secretario nacional de Inteligencia Pablo Romero, que le indica que las cosas se han dado por orden del expresidente Correa. Luis Ch. entregó la grabación a la Fiscalía.

Entonces, ¿usted quiere que se vincule al caso al expresidente Rafael Correa?

Hay pruebas que llevan hasta el despacho del presidente como la autoría intelectual. Viáticos ordenados por María Luisa Donoso, secretaria de Rafael Correa, asignados a cuatro miembros de inteligencia: Rommy Vallejo, Wilson Narváez, Paulina Almeida y Paco Silva, que viajan junto con Luis Ch. el mismo día que empezaron las operaciones para organizar mi secuestro (mayo 2012), ¿Quién es la única persona que le ordena a la secretaria del presidente?, creo yo, el presidente. Esa es la una cadena de mando; la otra, el Ministerio del Interior, que era el jefe de la Policía. Cuando el excomandante, hoy preso, Fausto Tamayo rindió su versión, involucró al exministro José Serrano, al exsecretario de Inteligencia Pablo Romero como conocedores del secuestro. Además, está la versión rendida por Diego Vallejo, exasesor de Serrano, que señala que las órdenes las dio el expresidente Correa y que quien ejecutó esas órdenes eran Serrano y Rommy Vallejo (…) y otras pruebas más… ordenes de pago, viajes…

Hasta el 18 de julio se puede vincular a alguien más. ¿Por qué cree que hasta ahora no se vincula a estas exautoridades si hay las pruebas que menciona?

El fiscal Paúl Pérez ha dicho que su secuestro fue un crimen de Estado…

El fiscal ha reconocido eso porque ha analizado el caso y se ha demostrado que se dieron órdenes desde el Ejecutivo y se utilizó dinero del Estado…

Usted está consultando por redes sociales a Ricardo Patiño, exministro de Rafael Correa, si fue a la cárcel 4 para reunirse con Luis Ch. ¿En qué se fundamenta?

Lo sé porque el exagente llamó a comentarle esto a su abogado y su abogado se lo comentó a mi abogado, por eso conozco de primera fuente lo que pasó. Patiño se registró con el pretexto de ir a visitar al exvicepresidente Jorge Glas, pero resulta que esa visita tuvo la intención de contactarlo a él. Sabemos que, en esa reunión, Patiño le suplicó que, por favor, tratara de sacarlo a Rafael Correa de este problema, que no mencionara más su nombre dentro del proceso, pero el exagente dijo que no se podía echar para atrás, porque ya se acogió a la cooperación eficaz. (Patiño no ha respondido a Balda, ni las llamadas de celular realizadas por este Diario ayer).

Fuente: eluniverso.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *