ESTADOS UNIDOS INCAUTÓ BIENES DE LOS IMPLICADOS EN EL CASO SOBORNOS DE PETROECUADOR.

El Gobierno de Estados Unidos emitió al menos quince órdenes de embargo sobre casas y departamentos en Miami y sus alrededores, de propiedad de los implicados en el caso de sobornos de Petroecuador. El monto de los bienes supera los $8 millones.

El ‘más afectado’ por ahora es el excoordinador general de contratos de la Refinería de Esmeraldas Marcelo Reyes López, quien tenía seis propiedades en los condados Miami Dade y Broward a nombre de diversas empresas, junto con su esposa, Esmeralda Esparza Patiño. En 2018, al valor del mercado, sumaban $3,2 millones.

La más cara era la situada en el número 609 S. Ocean Drive, Hollywood (Broward), que tenía un valor de $838 210.

En julio del 2018, el Gobierno llegó a un acuerdo con Esparza Patiño para devolverle $105 000 de la venta de las propiedades. De una revisión realizada en el registro de propiedad de esos condados de Florida, todas ya cambiaron de dueño y la operación se realizó con el Gobierno de EE. UU. entre abril y mayo del año pasado.

El resto de bienes de los otros procesados aún no cambia de titular.

Así, sobre un departamento y una casa del intermediario financiero Frank Chatburn Ripalda existen órdenes del Gobierno estadounidense, pero en el registro siguen a su nombre o el de su empresa. Las lujosas propiedades suman $3,8 millones. Una tercera, valorada en $1 millón, tuvo orden de embargo, pero ya fue levantada.

En cambio, otra orden de embargo se emitió por el caso contra Juan Baquerizo Escobar, de la contratista Oil Services & Solutions S. A. (OSS), pero el bien está a nombre de otra persona. Se trata del departamento 1802 del condominio Green Diamond en Miami Beach, tasado en $1,2 millones en 2017.

Su propietario es Investglobal Corporate S. A., una empresa de Bahamas, conocida antes como Projinvest Global Management LLC, de Delaware, Estados Unidos.

Esta compañía es de Carlos Pareja Cordero, cercano a Carlos Pareja Yannuzzelli, y quien está refugiado actualmente en Lima. Las autoridades peruanas negaron la extradición del abogado y empresario guayaquileño. Está procesado en Ecuador porque Projinvest también hizo una transferencia para la compra de un terreno en Samborondón a nombre de Carlos Pareja Yannuzzelli.

En su confesión en EE. UU., Baquerizo Escobar señaló que depositó $600 000 en un fideicomiso para un departamento de un funcionario de Petroecuador, cuya identidad no consta en los documentos, pero se presume que sería el mismo Pareja Yannuzzelli.

Este Diario consultó al abogado de Pareja Cordero, Leonardo Stagg, quien señaló que jamás ha existido relación entre Pareja Cordero y Juan Baquerizo Escobar. Cuando se le insistió sobre la posible relación con el exgerente de Petroecuador y exministro de Hidrocarburos, aseguró que Cordero Pareja ni ninguna de sus compañías han recibido dinero de corrupción de Petroecuador o participado en ilícitos de ninguna clase.

Mientras, Ramiro Luque Flores ya vendió un departamento en Miami en febrero de 2017, aunque tiene una orden de embargo sobre otro bien.

Otros procesados que tienen orden de embargo son Gustavo Trujillo Franco, Arturo Escobar Domínguez, José de la Paz Román y Juan Sebastián Espinoza Calderón.

Es incierto aún si la justicia de EE. UU. reconocerá a Petroecuador como víctima de este esquema, lo que le permitiría recuperar parte del dinero o propiedades confiscadas. El estudio de abogados Squire Patton Boggs, contratado por la nueva administración, ha presentado algunas solicitudes en ese sentido, no en todos los casos pues los plazos ya vencieron, pero los fiscales estadounidenses se oponen y la resolución está en manos de los jueces. La última se presentó a raíz de la condena de Chatburn.

Una jueza de Florida recomendó que Petroecuador no sea reconocida como víctima en el caso de lavado de dinero contra Juan Andrés Baquerizo Escobar, por lo que perdería la oportunidad de reclamar el departamento en Miami Beach.

La jueza adjunta del caso se allanó a la opinión de los fiscales y argumentó que “el nivel de comportamiento ilegal generalizado, constante y consistente de las autoridades de Petroecuador fue suficiente para excluirla de ser conocida como víctima”.

Según los fiscales estadounidenses, un miembro del directorio de Petroecuador, cuatro gerentes, el gerente de Refinería y el asesor de este último fueron parte del esquema de sobornos. La mayoría ya ha sido condenada en Ecuador (Carlos Pareja Yannuzzelli, Marco Calvopiña, Álex Bravo) y en Florida (Arturo Escobar Domínguez y Marcelo Reyes López). En tanto, Pedro Merizalde tiene una investigación abierta en Ecuador por supuestos pagos de Odebrecht.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *