EL PAPA CELEBRA EN ABU DABI LA MISA MÁS MULTITUDINARIA EN UN PAÍS MUSULMÁN.

Unas 170.000 personas acuden a la celebración en la Ciudad Deportiva Zayed.

El papa Francisco ha hecho hoy historia al celebrar una misa públicaen la península arábiga, donde hasta ahora no se había acercado ningún pontífice. Unas 50.000 personas han llenado el estadio de la Ciudad Deportiva Zayed de Abu Dabi, mientras otras 120.000 asistieron desde el exterior, lo que la ha convertido en la celebración católica más multitudinaria celebrada jamás en un país musulmán.

La mayoría de asistentes eran cristianos que viven en los Emiratos como trabajadores extranjeros, el colectivo que forman la mayor parte de los habitantes del país. Uno de los nueve millones de habitantes de EAU profesa la fe cristiana, la mayoría indios, bangladesíes, filipinos o pakistaníes. Para darles todas las facilidades para asistir al evento, el príncipe heredero, el jeque Mohamed bin Zayed al Nahyan declaró que hoy tuvieran fiesta en sus empleos. También llegaron fieles que viven en otros países de la península arábiga y cerca de 4.000 musulmanes. En total, los católicos asistentes a la misa tenían más de cien nacionalidades diferentes, comunicó el Vaticano.

La mayoría de asistentes eran cristianos que viven en los Emiratos como trabajadores extranjeros, el colectivo que forman la mayor parte de los habitantes del país

“Vosotros aquí conocéis la melodía del Evangelio y vivís el entusiasmo de su ritmo. Sois un coro compuesto por una variedad de naciones, lenguas y ritos; una diversidad que el Espíritu Santo ama y quiere armonizar cada vez más, para hacer una sinfonía. Esta alegre sinfonía de la fe es un testimonio que dais a todos y que construye la Iglesia”, les dijo Francisco. “Os deseo que estéis así, arraigados en Jesús y dispuestos a hacer el bien a todo el que está cerca de vosotros. Que vuestras comunidades sean oasis de paz”, continuó.

Para un país en que las manifestaciones públicas religiosas están prohibidas para los no musulmanes fuera de las iglesias, la misa del Papa fue todo un hito. “Tenemos que decir que es un gran evento que nunca nos hubiéramos esperado”, dijo Sumitha Pinto a Ap, una india que ha vivido en EAU durante casi veinte años.

Fieles cristianos asisten a una misa dirigida por el Papa Francisco en Abu Dabi
Fieles cristianos asisten a una misa dirigida por el Papa Francisco en Abu Dabi.

Jorge Mario Bergoglio quiso saludar esta diversidad y remarcó que “quien está afligido, quien sufre injusticias, quien se entrega para ser artífice de la paz sabe lo que significa sufrir”. “Ciertamente, para vosotros no es fácil vivir lejos de casa y quizá sentir la ausencia de las personas más queridas y la incertidumbre por el futuro. Pero el Señor es fiel y no abandona a los suyos”, afirmó durante la homilía.

Antes de llegar a la misa, el Papa visitó la nueva catedral de San José. Mientras en la vecina Arabia Saudí se prohíben las iglesias y los árboles de Navidad, o en Siria e Irak los cristianos han sido perseguidos por los yihadistas, los EAU presumen de un ambiente de tolerancia religiosa insólito en la región. Abu Dabi tiene una nueva catedral, 16 iglesias nuevas y cientos de congregaciones católicas. Después de haber condenado a los que ejercen la violencia en nombre de la religión y haber pedido respeto por la diversidad religiosa, el Pontífice viajará ahora a Roma, donde está prevista su llegada a las cinco de la tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *