El Gobierno ‘analiza’ los pedidos de captores y rechaza difusión de video

La cadena colombiana de Televisión RCN difundió ayer un video del equipo periodístico de diario El Comercio, secuestrado hace ocho días en la frontera con Colombia. Esto motivó la convocatoria a la cuarta reunión del Comité de Crisis que lo integran autoridades gubernamentales y familiares de los plagiados Javier Ortega (periodista), Paúl Rivas (fotógrafo) y Efraín Segarra (conductor).

En dicho video se ve a los secuestrados encadenados y abrazados. Ortega habla y en un fragmento se dirige al presidente Lenín Moreno: “En sus manos están nuestras vidas, ellos lo único que quieren es el intercambio de sus tres detenidos en Ecuador por nuestras vidas para ir sanos y salvos a Ecuador. Y también la anulación de ese convenio que tienen Ecuador y Colombia para acabar con el terrorismo”.

Antes de entrar a la reunión reservada convocada para las 09:00, el ministro del Interior, César Navas, lamentó que se haya dado a conocer ese material, pues aseguró que es parte del proceso negociador.

Luego, en un comunicado, el Gobierno expresó su malestar y rechazo por la difusión del video. Agregó que realiza todos los esfuerzos necesarios, a través de unidades especializadas, para la liberación de los tres ciudadanos.

Cristian Segarra, hijo de Efraín, mencionó que es desgarrador verlos con cadenas.

Luego de la cita, que se desarrolló por unas tres horas, Ricardo Rivas, hermano de Paúl, llamó a los medios de comunicación de Colombia a la sensibilidad en el manejo de la información. Pidió al gobierno de Juan Manuel Santos que ayude en la liberación, pues se presume que están retenidos en Colombia.

En tanto, Navas destacó que el Gobierno ha hecho frente a esos grupos delictivos desde el año anterior, y han existido golpes a sus estructuras. Por ejemplo, la captura de más de 16 de sus integrantes.

“Hemos desarticulado a estas organizaciones, sus brazos logísticos, hemos golpeado el paso de precursores químicos hacia Colombia, hemos incautado droga, se estima que son más de $ 600 millones en afectación directa a estas estructuras criminales”, añadió.

Al ser consultado si el Gobierno va a ceder al pedido, Navas respondió que hay un equipo de trabajo analizando escenarios que, en su momento, los discutirán también con el Comité de Crisis. “Recordemos que se ha consolidado o se ha estado llevando a cabo un proceso de paz en Colombia con las FARC, una desmovilización. Se ha atomizado el delito allá, existen diferentes grupos delictivos que están trabajando con carteles en torno al tema del narcotráfico y nosotros lo que hemos hecho es cuidar nuestras fronteras y esa voluntad del Gobierno, del Estado, nadie la puede quebrar”, agregó.

En febrero pasado, los presidentes de Ecuador y Colombia, Lenín Moreno y Juan Manuel Santos, suscribieron el acuerdo de Pereira, donde, en materia de seguridad, se acuerda el intercambio de información para combatir el narcotráfico, entre otros delitos.

Ayer, cerca del mediodía empezó a difundirse otro fragmento del video donde Ortega afirma que los captores han citado amenazas al país e insiste en que se anule tal convenio.

Ante esto, Navas expresó: “Nosotros hemos tomado todas las previsiones, con todos los equipos para que esto (amenazas) no suceda o que los impactos sean los menores. Pero yo no puedo ser demagogo y decirle no va a volver a haber otra bomba, o no puede haber otro atentado o no puede existir otra persona que sea secuestrada. Se están tomando todas las acciones atrás de esto, de una decisión política firme del presidente, del Gobierno y una decisión del Estado de enfrentar esta situación”.

Pasado el mediodía, en el Palacio de Carondelet, se desarrolló una reunión del Consejo de Asesores de Seguridad con el presidente Moreno. En la cita, según la Secretaría de Comunicación (Secom), se abordaron temas de seguridad relativos a la zona limítrofe. Esa instancia la integran Paco Moncayo y Fabián Varela, militares en servicio pasivo, y Euclides Mantilla, policía en servicio pasivo.

El mandatario sostuvo que existe una preocupación muy grande en el pueblo ecuatoriano y, por supuesto, en el Gobierno, sobre la situación en la frontera norte y en forma particular lo que sucede en San Lorenzo y Mataje. Para Moncayo, lo más importante a enfrentar ahora es el secuestro.

Fuente: eluniverso.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *