El camino para sanear los medios incautados inició hace un año

Los informes de la Contraloría General arrojan resultados reveladores sobre el mal manejo económico de los medios de comunicación incautados, que desde 2008 estuvieron en manos del régimen de Rafael Correa.

En el objetivo de desentrañar las pérdidas -que solo en el caso de Gamavisión y TC Televisión sumarían $ 23 millones- han marcado un antes y un después las denuncias y pedidos de auditorías e investigaciones impulsadas por el actual Gobierno.

El punto de partida está en el discurso de posesión del presidente Lenín Moreno (el 24 de mayo 2017) cuando, en lo referente a la lucha contra la corrupción, advirtió que será “implacable” y que a ese mal se le practicará “una cirugía mayor”.

Entonces, en cuanto al tema de la libertad de expresión, dijo al país que “no puede haber diálogo sin libertad de expresión”. Luego, el 27 de noviembre de 2017, suscribió el Decreto Ejecutivo 227 y dispuso a la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas la transferencia a favor de la Empresa de Medios Públicos, la propiedad total de los paquetes accionarios de 7 medios:

Cadena Ecuatoriana Televisión CA Canal 10 (CETV); Compañía Televisión del Pacífico Teledos SA (Gamavisión); Compañía Editorial Uminasa del Ecuador SA; Cablevisión SA; América Visión SA; Editores e Impresores Edimpres SA; y Movidad CA. Respecto al mal manejo de los medios, el Mandatario fue más allá cuando el 14 de mayo de 2018, en su informe semanal, al referirse al proyecto de reforma a la Ley Orgánica de Comunicación (LOC) y los medios incautados (de manera especial Gamavisión y TC Televisión), afirmó que las auditorías efectuadas por Contraloría y los análisis llevados a cabo “revelan que la gestión y administración de los medios incautados fueron totalmente deficientes”.

Entonces resaltó: “Se están determinando, por las instancias correspondientes, las responsabilidades administrativas como consecuencia de estos malos manejos. Por ello, una decisión importante que hemos tomado es vender los paquetes accionarios de esos medios, garantizando que los intereses del país se vean protegidos”.

Añadió que Gamavisión y TC Televisión no pueden seguir en manos del Estado porque, “además, fueron un instrumento de confrontación y ataque a la ciudadanía crítica”. La decisión de vender esos medios la hizo pública tras asegurar que enviará a la Asamblea Nacional el proyecto de reforma a la LOC, el 18 de mayo pasado. Ya allí marcó el terreno al señalar que se planteará una optimización del sistema de comunicación.

“Vamos a distinguir, claramente, los medios públicos de los privados, y comunitarios o ciudadanos”.

El anuncio se dio luego de que Andrés Michelena, entonces gerente de la Empresa de Medios Públicos (hoy Secretario de Comunicación), alertó sobre la crisis que afrontan al menos 2 de los 7 medios incautados: Gamavisión, con pérdida de alrededor de $ 17 millones, y TC, con unos $ 6 millones, por la pasada mala administración. Previamente a eso, el 24 de octubre de 2017, Michelena advirtió que Gamavisión y TC Televisión acumulaban pérdidas por $ 23 millones desde que fueran incautados en 2008. Por ello pidió al contralor general, Pablo Celi, iniciar una investigación profunda de las decisiones tomadas en estos 10 años.

La semana pasada, Contraloría emitió los resultados de la segunda auditoría a las pérdidas económicas en Gamavisión. Allí hizo al menos 9 observaciones sobre presuntas anomalías detectadas.

El segundo examen abarcó al período del 1 de enero de 2015 al 31 de octubre de 2017, a las operaciones administrativas y financieras. Arrojaron pérdidas por $ 9 millones, de ellas, $ 6’631.839,62 porque los administradores del medio incautado y en manos del Estado no gestionaron el cobro de los valores generados por la transmisión de 119 enlaces ciudadanos, en los que Correa daba, cada sábado, su informe semanal de labores.

Sobre TC Televisión también se han dado acciones desde la Contraloría por impulso de las autoridades actuales (ver subtema). Se busca reactivar Gamavisión Martha Moncayo, actual gerenta general de Medios Públicos, dijo que Gamavisión es un canal que busca su reactivación en situación de liquidación. Indicó que se estudian las formas para que eso se subsane, regrese la reactivación y tenga otro rumbo.

Confirmó que son cerca de  $ 9’000.000 en pérdidas lo identificado por Contraloría y que se debe recuperar, tomando en cuenta que el Estado es el socio mayoritario y que se mal utilizaron fondos que en alguna manera son públicos. “Están en manos del liquidador todos los procesos en este momento y contará con el apoyo de Medios Públicos para hacerlo”. El camino a recorrer son: las demandas para recuperar los fondos, la organización interna y desde los medios públicos el apoyo para el saneamiento de lo que son sus balances generales, para salir del proceso de liquidación.

El liquidador de Gamavisión, Xavier Pérez de la Puente, indicó que lo importante son las recomendaciones de Contraloría, “así se podrá efectuar ciertos ajustes al estado financiero”, que permitirán al canal mejorar su posición patrimonial para superar el causal de liquidación y entrar en proceso de reactivación de acuerdo a lo que estipulan las normas legales

Fuente: eltelegrafo.com.ec

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *