El bloqueo de fondos de EEUU causa la peor crisis en la agencia de la ONU para los palestinos

La agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) advirtió este miércoles que atraviesa su “crisis financiera más grave” tras el anuncio de Estados Unidos de bloquear decenas de millones de dólares de su contribución, una medida que los líderes palestinos calificaron de cruel y partidista.

La agencia, creada en 1949, suministra ayuda a una gran parte de los más de cinco millones de palestinos registrados como refugiados en los Territorios Palestinos, Jordania, Líbano y Siria, sobrevivientes o descendientes de los centenares de miles de palestinos expulsados en la primera guerra arabo-israelí en 1948.

El departamento de Estado estadounidense anunció el martes que retenía hasta nueva orden el pago de 65 millones de dólares a la UNRWA, de los 125 millones de la contribución voluntaria de Washington a la agencia.

La administración Trump mantiene un pulso desde hace meses con la ONU sobre el uso de las contribuciones estadounidenses y exige una revisión “en profundidad” del funcionamiento y la financiación de la UNRWA, de la que fue el principal proveedor de fondos en 2017, con 350 millones de dólares.

“Estados Unidos anunció que contribuiría con 60 millones de dólares al presupuesto del programa. Por el momento, no hay otras indicaciones sobre posibles financiamientos”, afirmó a la AFP el portavoz de la UNRWA, Chris Gunness.

“La reducción drástica de esta contribución conlleva la crisis financiera más grave de la historia de la agencia”, aseveró.​

Varios responsables palestinos reaccionaron con virulencia a lo que consideran otra medida de la administración de Washington contra ellos, después de que el mandatario estadounidense, Donald Trump, reconociera Jerusalén como capital de Israel.

Hanan Ashraui, una alta dirigente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), denunció la “crueldad” respecto a la “población inocente y vulnerable”.

El enviado palestino en Washington, Husam Zomlot, afirmó por su parte que “el acceso a los servicios humanitarios básicos, como comida, sanidad y educación de los refugiados palestinos y los niños no es un elemento de negociación, sino una obligación internacional y de Estados Unidos”.

Unas 500 personas se manifestaron este miércoles en la Franja de Gaza tras el anuncio del bloqueo de los fondos.

 

Trump desató la indignación de los palestinos tras tuitear el 2 de enero que Estados Unidos pagaba “centenares de millones de dólares por año sin obtener reconocimiento ni respeto”.

¿Por qué Estados Unidos tendría que seguir con estos “pagos masivos” mientras que los palestinos rechazan negociar?, dijo.

Washington negó que utilice la UNRWA para presionar al presidente palestino, Mahmud Abas.

Los 65 millones de dólares “están congelados en este punto, no han sido cancelados”, aseguró la portavoz del departamento de Estado, Heather Nauert.

Para desbloquear el segundo pago, será necesario que haya “reformas comprometidas” para “hacer que el dinero se gaste mejor”, aseguró.

El máximo responsable de la UNRWA, Pierre Krahenbuhl, expresó por su parte su preocupación y pidió ayuda a los otros miembros de la ONU.

“Lo que está en juego es el acceso de 525.000 niños y niñas a 700 escuelas de la UNRWA”, así como a todas las formas de ayuda urgente para millones de personas, y su acceso a los servicios, consideró.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aplaudió en cambio esta nueva medida estadounidense.

La UNRWA “perpetúa desde hace 70 años la situación de los refugiados palestinos y la narración en favor de la desaparición del sionismo”, declaró desde India, donde se encuentra en viaje oficial, según los medios israelíes. “Es la primera vez que todo esto se pone en entredicho”, agregó.

 

AFP

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *