DONALD TRUMP Y KIM JONG UN LLEGAN A HANOI TRAS UNA LARGA TRAVESÍA.

Los líderes de Estados Unidos y Corea del Norte se reúnen en Vietnam en la segunda reunión para discutir el programa nuclear.

Después de largos viajes a Vietnam, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreanoKim Jong Un, ya han llegado a Hanoi para la segunda cumbre que abordará el mayor desafío de seguridad del mundo: la búsqueda de Kim de un programa nuclear que amenaza a objetivos de todo el mundo. Los dos líderes se reunirán durante dos días, primero en la cena del miércoles y luego en los encuentros del jueves.

Trump llegó a última hora del martes en Air Force One después de un largo vuelo que incluyó paradas de reabastecimiento de combustible en Inglaterra Qatar. Saludó desde las escaleras del avión presidencial, luego estrechó la mano de dignatarios y caminó por una alfombra roja hasta su caravana.

Donald Trump llegó en el Air Force One tras dos paradas para repostar en Inglaterra y Qatar

Donald Trump llegó en el Air Force One tras dos paradas para repostar en Inglaterra y Qatar 

Kim llegó a Hanoi más temprano y pasó el día viajando por la capital vietnamita en su limusina blindada, con su escuadrón de guardaespaldas mientras visitaba la Embajada de Corea del Norte, y cientos de periodistas visitantes y miles de ciudadanos locales lo seguían. Tomó un tren blindado a través del sur de China y luego viajó en automóvil a Hanoi desde una ciudad fronteriza vietnamita.

El líder norcoreano, Kim Jong-un ha llegado a Hanoi tras un largo viaje a bordo de un tren blindado
El líder norcoreano, Kim Jong-un ha llegado a Hanoi tras un largo viaje a bordo de un tren blindado.

Se reunieron por primera vez el pasado mes de junio en Singapur, una cumbre que fue importante en su valor simbólico, pero pobre en lo que se refiere a alcanzar cualquier acuerdo ejecutable para que Corea del Norte abandone su arsenal nuclear.

Trump ha elogiado a Pyongyang por cesar las pruebas intermedias y parece que se ha relajado al exigir una línea de tiempo para el desarme. Se espera que Kim solicite ayuda para aliviar las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Expectativas

Tras una primera cumbre sin acuerdos, esta segunda reunión podría mostrar avances

Hay altas expectativas para la cumbre de Hanoi después de una vaga declaración en la primera reunión en junio en Singapur que decepcionó a muchos. Trump, a través de Twitter, ha trabajado para moderar esas expectativas, prediciendo antes de partir para Hanoi una “continuación del progreso” realizado en Singapur, pero agregando un guiño tentador a la “¿desnuclearización?” También dijo que Kim sabe que “sin armas nucleares, su país podría convertirse rápidamente en una de las grandes potencias económicas de cualquier parte del mundo”.

Corea del Norte ha pasado décadas, con gran sacrificio político y económico, construyendo su programa nuclear, y existe un escepticismo generalizado entre los expertos de que regalará ese programa a bajo precio.

Antes de que comience mañana la cumbre, Kim se ha tomado un tiempo para salir de su hotel y visitar partes de Hanoi, incluida la embajada de su nación, donde se escuchó un fuerte grito cuando entró en el complejo.Soldados, policías y periodistas internacionales abarrotaban las calles a las afueras del Hotel Meliá de Hanoi, donde se aloja Kim, y cientos de ciudadanos ansiosos estaban detrás de las barricadas esperando ver al líder de Corea del Norte.

Mientras las banderas vietnamitas, norcoreanas y estadounidenses se agitaban en una llovizna fría, docenas de cámaras se encendieron y algunos ciudadanos gritaron y usaron sus teléfonos móviles para capturar la llegada de Kim, como una estrella del rock. “Me gusta él”, dijo de Kim el residente local Van Dang Luu, que trabaja en un banco cercano. “Es muy joven y muy interesante. Y es muy poderoso”, dijo. “Trump no es joven, pero creo que es muy poderoso”. Los líderes autoritarios de Vietnam instalaron un enorme aparato de seguridad para dar la bienvenida a Kim, cerrando largos tramos de la carretera y cerrando franjas de la bulliciosa ciudad capital.

Hanoi se ha volcado con la visita de los dos mandatarios
Hanoi se ha volcado con la visita de los dos mandatarios.

Antes por la mañana, Kim, sonriendo ampliamente y saludando, se bajó de su tren blindado al final de un largo viaje que comenzó en Pyongyang y se extendió por China hasta la frontera vietnamita. Dio la mano a los oficiales mientras las tropas vietnamitas con uniformes blancos y nítidos y botas negras se paraban en una alfombra roja en la estación de tren Dong Dang en la frontera entre China y Vietnam.

Horas antes de su cruce fronterizo, las imágenes de la cadena de televisión japonesa TBS mostraron a Kim tomando un descanso antes del amanecer en una estación de tren en China, una mujer que parecía ser su hermana, Kim Yo Jong, con un cenicero de cristal listo.

Aunque muchos expertos se muestran escépticos de que Kim vaya a renunciar a las armas nucleares que probablemente ve como su mejor garantía de un gobierno continuo, hubo una emoción palpable y carnavalesca entre muchos en Hanoi cuando se hicieron los preparativos finales para la reunión. También hubo grandes embotellamientos en las calles ya congestionadas.

“Realmente espero ver a Kim Jong Un. Es un hombre interesante. Y rara vez viaja a cualquier lugar, así que sería genial verlo aquí”, dijo Nguyen Trong Toan, un maestro retirado que estaba esperando al lado de La calle en la ruta de viaje esperada de Kim.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *