DONALD TRUMP SUGIERE A EE.UU A IMPULSAR UNA TELEVISIÓN GLOBAL COMO CONTRAPESO A CNN.

El presidente reanuda su ofensiva contra la cadena al acusarla de proyectar una imagen “injusta y falsa”.

Donald Trump volvió a exhibir este lunes su desdén y temor por la libertad de prensa al abrir un nuevo frente en su ofensiva contra la cadena televisiva CNN. El presidente estadounidense sugirió que Washington debería impulsar un canal de información mundial como contrapeso a CNN, a la que acusa de proyectar una imagen negativa de él y de EE UU en el resto del mundo.

“Mientras a CNN no le va muy bien en Estados Unidos teniendo en cuenta sus cifras de audiencia, fuera de EE UU tiene muy poca competencia”, escribió Trump en Twitter. “A lo largo del mundo, CNN tiene una voz poderosa mostrando a Estados Unidos de una forma injusta y falsa. Debe hacerse algo, incluida la posibilidad de que Estados Unidos empiece nuestra propia cadena mundial para mostrar al mundo la forma en que realmente somos. ¡Grandes!”, agregó el republicano.

Trump ha convertido CNN en el blanco favorito de su guerra declarada a los medios de comunicación que no considera afines y tilda de “enemigos del pueblo” y “deshonestos”. Destacadas instituciones, incluida la ONU, han advertido de que la retórica del presidente puede alentar la violencia contra reporteros y es un mal ejemplo en la promoción de la libertad de prensa en el mundo.

El Gobierno estadounidense ya financia actualmente Voice of America, una cadena de radio y televisión que emite contenidos en el extranjero y tiene un enfoque didáctico. Pero la propuesta del republicano de lanzar un canal propio parece lindar con la idea de una suerte de televisión propagandística que no sea crítica con su Administración.

Trump ya ha manifestado en el pasado su malestar porque CNN tenga una presencia predominante en el extranjero en detrimento, por ejemplo, de la conservadora Fox News, que es su canal predilecto. El presidente se quejó de solo poder ver CNN en un hotel en el extranjero o incluso, según algunos medios, se irritó porque su esposa Melania estuviera mirando ese canal durante un vuelo en el avión presidencial.

El nuevo ataque de Trump a CNN llega una semana después de que la Casa Blanca restaurara la credencial de Jim Acosta, reportero de la cadena, después de que lo ordenara un juez. La Casa Blanca decidió retirar la credencial permanente de prensa a Acosta después de que mantuviera un encontronazo verbal con Trump durante una tensa rueda de prensa el pasado 7 de noviembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *