DONALD TRUMP PIDE A CHINA QUE TAMBIÉN INVESTIGUE A BIDEN Y A SU HIJO.

El presidente vuelve a pedir a un Gobierno extranjero que investigue a un rival político tras la llamada a su homólogo ucranio que activó el proceso de ‘impeachment’.

Su petición al presidente ucranio de que investigara a su rival político Joe Biden y a su hijo, en una llamada telefónica el pasado 25 de julio, provocó la semana pasada el inicio de un proceso de impeachment o destitución contra Donald Trump. Pero eso no ha impedido al presidente de Estados Unidos sugerir este jueves que también el régimen chino debería investigar al exvicepresidente, hoy precandidato demócrata para las presidenciales de 2020, y a su familia.

“China debería abrir una investigación a los Biden, porque lo que pasó en China es casi tan malo como lo que pasó en Ucrania”, ha dicho Trump a los periodistas en los jardines de la Casa Blanca, aunque ha asegurado que no se lo ha pedido formalmente su homólogo Xi Jinping.

El presidente republicano se refería al puesto de Hunter Biden, hijo del favorito en las primarias demócratas, en el consejo de una empresa financiera entre cuyos socios se contaban entidades chinas, cargo al que fue nombrado mientras su padre era vicepresidente de Estados Unidos (lo fue entre 2009 y 2017).

La solicitud directa a Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania, tiene también que ver con los negocios de Hunter Biden: en este caso, su asiento en el consejo de una gran compañía de gas del país exsoviético. Ni el presidente ni su equipo han aportado prueba alguna que sustente sus acusaciones de corrupción.

La inesperada referencia a China, que el presidente ha soltado en respuesta a una pregunta sobre la conversación telefónica con el presidente ucranio, es sorprendente porque el gigante asiático es uno de los principales rivales estratégicos de Estados Unidos. Las dos potencias libran desde hace un año una dañina guerra comercial, que está golpeando a ambas economías, en parte debido precisamente a las acusaciones de Washington a China de espionaje industrial. Que el presidente invite ahora a China a investigar a uno de los protagonistas de un proceso electoral nacional resulta, cuando menos, chocante.

En su comparecencia antes de salir de la Casa Blanca con dirección a Florida, los periodistas también le han preguntado a Trump sobre las negociaciones con Pekín para acabar con la guerra comercial. “Tengo muchas opciones con China, pero si no hacen lo que queremos, tenemos un poder tremendo, tremendo”, ha respondido. Después ha defendido que China tenía un “acuerdo beneficioso” en comercio con EE UU debido a los Biden. “Ya saben cómo lo llaman”, ha dicho. “Lo llaman mordida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *