Detenido de nuevo el historiador ruso del gulag Yuri Dmitriev

El historiador ruso Yuri Dmitriev, conocido por su trabajo sobre el gulag, fue detenido de nuevo este jueves, menos de tres meses después de haber sido absuelto por acusaciones de pornografía infantil que sus partidarios consideran falsas.

Dmitriev, de 62 años, fue detenido el miércoles “en el marco de una investigación por violencia de carácter sexual”, dijo a la AFP Vitali Konovalov, un responsable del Comité de Investigación —la institución rusa que se ocupa de los casos criminales— de la región de Carelia, fronteriza con Finlandia.

Los partidarios del historiador aseguran que las autoridades rusas están intentan intimidarlo por su trabajo, que ha sacado a la luz los períodos más negros de la historia de la Unión Soviética.

Si lo declaran culpable, Dmitriev, responsable en Carelia de Memorial, la principal organización rusa de defensa de los derechos humanos, puede ser condenado a hasta 20 años de prisión. Este jueves comparecerá ante un juez en el noroeste de Rusia que decidirá si ordena su ingreso en prisión, indicó a la AFP su abogado, Viktor Anufriev.

Dmitriev ya pasó un año en la cárcel, acusado de haber grabado imágenes pornográficas de su hija adoptiva, lo que él siempre negó.

En abril fue absuelto de los cargos de pornografía pero declarado culpable de posesión ilegal de armas y condenado a dos años y medio de control judicial.

Sin embargo ese juicio fue anulado por otro tribunal, que reenvió el caso a otra instancia. Según su abogado, su arresto del miércoles está relacionado con nuevos testimonios de la abuela de la niña.

– “Venganza” –

Durante 30 años, Yuri Dmitriev ha establecido una lista con los nombres de 40.000 personas ejecutadas en Carelia durante el estalinismo. También reveló la existencia de la fosa común de Sandarmoj, donde fueron fusiladas unas 9.000 personas.

La cadena de televisión NTV, controlada por el Estado ruso y conocida por sus ataques a los opositores al Kremlin, le acusó el miércoles de haber intentado huir a Polonia antes de su arresto pero su abogado lo desmintió y afirmó que no tiene pasaporte.

“Si tuviéramos una justicia normal, una cadena de televisión que emite tantas calumnias pagaría miles de millones”, dijo el exdiputado de la oposición Dmitri Gudkov.

El arresto de Dmitriev preocupa a las organizaciones de defensa de los derechos humanos que, aprovechando el Mundial de fútbol en Rusia, han alertado a la comunidad internacional de lo que consideran presos políticos.

Según la periodista y activista Zoya Svetova, se trata de una “venganza” de la fiscalía.

“Su absolución fue considerada como una victoria de la sociedad civil y ahora estamos viendo una venganza evidente” de las fuerzas de seguridad, dijo a la AFP. “El hecho de que ocurra durante el Mundial demuestra que las autoridades no tienen miedo a que perjudique la fiesta”, aseguró.

Varias oenegés rusas pidieron boicotear el evento deportivo, que se celebra hasta el 15 de julio, para presionar a Rusia y denunciar “una nueva ola de opresión”, según Amnistía Internacional.

Antes de la inauguración, personalidades como el escritor estadounidense Stephen King también pidieron la liberación del cineasta ucraniano Oleg Sentsov, encarcelado en una prisión rusa.

Fuente: AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *