Consejo de la Judicatura reinstala sesión este jueves para continuar con evaluación de fiscales

Al menos tres de los 23 fiscales provinciales designados el pasado 22 de junio por el Consejo de la Judicatura transitorio (CJ) se excusaron de asumir funciones, debido a la serie de cuestionamientos sobre su idoneidad para el cargo.

Fuentes del organismo informaron a este Diario que solo los fiscales Fabián Salazar, asignado inicialmente a Sucumbíos; Carlos Espinoza, a Esmeraldas, y Manuel Guerrero, a Carchi, presentaron formalmente sus excusas. ​

​La sesión terminó alrededor de las 20:00 y hoy continuará la evaluación de los fiscales provinciales.

Guillermo Moreno, quien fue criticado por su nombramiento en Napo, debido a que es hermano del presidente de la República, Lenín Moreno, aseguró ayer en Ecuavisa que había remitido al Consejo de la Judicatura un documento en el que expresa que pone a consideración de sus integrantes el ejercicio del puesto. El organismo, no obstante, no confirmó ni negó tal aseveración.

El martes pasado, el mandatario Lenín Moreno le había pedido a su hermano excusarse y participar a futuro en un nuevo concurso.

Los fiscales Washington Astudillo, de Guayas, y Gustavo Benítez, de Loja, defendieron sus respectivos nombramientos, pese a los reparos sobre su gestión anterior. Fueron evaluados, pero no se supo si se los ratificaba o no en el puesto.

El Consejo de la Judicatura está conformado por Marcelo Merlo (presidente), Aquiles Rigaíl, Angélica Porras, Zobeida Aragundi y Juan Pablo Albán.

La designación del 22 de junio provocó una división de criterios en la Judicatura. Por una parte, Merlo justificó aquella lista de los 23 fiscales provinciales, incluso con el nombre del hermano del presidente Moreno, con el argumento de que “el clamor popular” exigía acelerar los tiempos para reemplazar a los anteriores, a quienes ya se les había terminado el periodo para el ejercicio del cargo.

Los reparos los puso Juan Pablo Albán, para quien muchos de esos nombres fueron cuestionados por sus actuaciones en casos como 30-S o el asesinato del general Jorge Gabela.

Fuente: eluniverso.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *