CONAIE DECIDE SEGUIR EL PROCESO DE DIALOGO CON EL GOBIERNO Y ENTREGARA NUEVA PROPUESTA DE MODELO ECONÓMICO.

El consejo ampliado de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) resolvió anoche seguir con el proceso de diálogo con el Gobierno y llevar una nueva propuesta de modelo económico que surja de un parlamento de sectores sociales que prevé instalarse mañana.

En la sede de la Conaie en Quito, en una jornada que rebasó las nueve horas de discusión entre los dirigentes provinciales, se decidió mantener las mesas de trabajo.

Quieren tener lista su propuesta hasta el próximo miércoles y entregarla a la ONU y a los representantes de la Iglesia católica para que la pongan en conocimiento del presidente Lenín Moreno.

“Queremos proponer temas alternativos de cómo salir de la crisis económica, en lo que tal vez el presidente no está trabajando; queremos proponer más allá de los intereses del gobierno, sino colectivos”, enfatizó; y ejemplificó alternativas como la revisión de los contratos petroleros o funcionamiento de las empresas públicas.  Pero en este contexto, el líder shuar advirtió que no aceptarán “ningún decreto que vaya en contra del pueblo”, en el caso de que se emita uno nuevo que focalice subsidios a los combustibles.

“Cuando hablamos de focalización tenemos que analizar desde los distintos espacios. Hay una resolución, y debemos dar cumplimiento”, acotó el líder indígena.

Antes de la reunión del Consejo, un cortés y sonriente Vargas decía que se han “propuesto y decidido mantener el diálogo para construir el verdadero Estado plurinacional”.

Reconoció que esta conversación estaba “parada” porque no ha habido “ambiente” por las denuncias en su contra en la Fiscalía y otros dirigentes por desmanes en las protestas.

“Nos planteamos hacer un diálogo de buena fe, pero no ha habido ese ambiente; estamos dialogando, pero atrás nos están acusando…”, dijo Vargas.

Él mismo enfrenta una investigación previa, que abrió la Fiscalía de oficio el martes pasado, por el presunto delito de formar “grupos subversivos”, tipificado en el artículo 349 del Código Integral Penal, por haber señalado en una asamblea en Morona Santiago que crearía un “ejército propio” para sus comunidades.

Vargas puntualizó que se trata de un ejército comunitario, no armado para proteger a sus territorios, apegado a la Constitución, de cooperación entre la justicia ordinaria y la indígena. En esa línea, reconoció a las “autoridades electas y, en especial, al presidente Moreno”, quien ayer continuó con sus reuniones con diferentes actores, como parte de su estrategia de diálogo.

En el Palacio de Carondelet estuvo con el vicepresidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, Luis Cabrera, quien actuó como mediador entre el Gobierno y los indígenas; y con los policías que resultaron heridos en las protestas.

Cabrera se refirió a las declaraciones de Vargas sobre la formación de un ejército. “Escuché que él ha hecho unas declaraciones donde prácticamente ha rectificado mucho de estos conceptos, de tal manera que reconoce que hay un Estado ecuatoriano, un sistema democrático que defender…”.

Cabrera destacó que Vargas haya manifestado su decisión de continuar el diálogo. “Son voces que mantienen la esperanza abierta y, sobre todo, el compromiso para no desmayar en todo el esfuerzo que podamos hacer para que haya acuerdo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *