CIENTÍFICOS LOGRAN REPRODUCIR CRÍAS DE RATÓN DEL MISMO SEXO.

Una nueva técnica que usa células madre modificadas borrando grupos químicos del ADN asociados al sexo logra reproducir crías a partir de dos hembras.

Un equipo de investigadores ha logrado reproducir crías de ratón a partir de parejas del mismo sexo, gracias a una nueva técnica que usa células madre modificadas borrando grupos químicos del ADN asociados al sexo. Se trata de la primera ocasión en la que este método se aplica con éxito, después de otras investigaciones previas que usaron otras técnicas para reproducir crías a partir de parejas del mismo sexo. El estudio se ha publicado este jueves en la revista Cell Stem Cell.

Muchas especies de animales son capaces de reproducirse con métodos que no requieren una pareja macho-hembra, como sucede con reptiles, anfibios y peces. Pero el proceso es más complicado en el caso de los mamíferos. “Nos interesaba la cuestión de por qué los mamíferos solo pueden experimentar la reproducción sexual”, señaló a la revista el coautor del estudio Qi Zhou, de la Academia China de Ciencias.

El estudio desarrolló un complicado proceso de manipulación genética con el que eliminaron anormalidades generadas en el proceso reproductivo de parejas del mismo sexo. Los mamíferos normalmente heredan dos conjuntos de genes, uno de la madre y otro del padre. Pero un grupo químico del ADN asociado al sexo, la llamada “impronta genética”, se hereda de un solo progenitor.

En este caso, el subconjunto del otro progenitor está inactivo, ya que al transmitirlo se apaga. Si el proceso de apagado no funciona correctamente, la cría puede sufrir anomalías o incluso morir. Mezclar material genético de parejas del mismo sexo presenta el riesgo de que los bebés reciban dos conjuntos de improntas genéticas.

Usando dos conjuntos de ADN de ratones hembra, los científicos lograron producir 29 crías a partir de 210 embriones, que lograron vivir hasta la edad adulta y reproducirse con normalidad. Pero los ratones producidos a partir de dos conjuntos de material genético masculino apenas sobrevivieron 48 horas.

El estudio usó células madres embrionarias haploides, que se parecen a las “células germinales originales, las precursoras de los óvulos y los espermatozoides”, explicó otro coautor, Baoyang Hu. Después alteraron la composición de las células, borrando las “regiones con improntas genéticas” para imitar el proceso de “apagado” que se da en la reproducción normal.

Usando dos conjuntos de ADN de ratones hembra, con manipulaciones genéticas, los científicos lograron producir 29 crías a partir de 210 embriones, que lograron vivir hasta la edad adulta y reproducirse con normalidad. Pero los ratones producidos a partir de dos conjuntos de material genético masculino (que se inyectaron en un óvulo de ratón al que se le había retirado el núcleo y, por lo tanto, el material genético femenino) apenas sobrevivieron 48 horas. Los investigadores prevén estudiar por qué no funcionó el proceso.

Dusko Ilic, investigador en células madre en el King’s College de Londres, ha calificado el estudio como “puntero” y cree que podrá arrojar luz “sobre diferentes aspectos de la reproducción entre mamíferos y abre nuevas puertas para futuras investigaciones”, ha dicho a la agencia SMC. “Explorar cómo aplicar tecnologías similares en un futuro cercano a los humanos es imposible. El riesgo de anormalidades severas es demasiado alto, y llevará muchos años de investigación con distintos animales para saber cómo se podría hacer con seguridad”.

“Los autores han dado un paso extremadamente importante para que podamos entender por qué los mamíferos solo se reproducen sexualmente”, opina por su parte Christophe Galichet, investigador del Instituto Francis Crick.

Aunque las aplicaciones de esta investigación son en gran medida teóricas, podrían mejorar los métodos de clonación de los mamíferos e incluso, a largo plazo, los tratamientos de fertilidad para las parejas del mismo sexo, aseguran los autores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *