Carlos Alvarado promete volver a unir Costa Rica

San Juan –

Tras unos comicios en los que dio la sorpresa y se convirtió en el nuevo presidente de Costa Rica, Carlos Alvaradoahora busca, según dijo, unir al país.

Lo hará luego de una disputa electoral en la que la religiosidad se tornó protagonista por el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el que ordenó a Costa Rica reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo, lo que fue un factor que hizo despegar al candidato y predicador evangélico Fabricio Alvarado, a los que algunos sondeos lo daban por ganador, en un país donde dos tercios se oponían al fallo.

Alvarado Quesada es un periodista y politólogo de 38 años. También un apasionado de la literatura –con tres novelas publicadas– y un músico que gusta del rock, pero para llegar a la presidencia de Costa Rica destaca su experiencia política en busca de mantener en el poder a la centroizquierda.

Se convirtió en figura pública por su militancia en el oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC, centroizquierda), que lo postuló a la presidencia. Su campaña se caracterizó por un mensaje de unificación del país, aglutinando fuerzas de otras agrupaciones políticas.

Hijo de padre ingeniero eléctrico y madre ama de casa, se casó con su novia del colegio, con la que tiene un hijo. Estudió periodismo en la Universidad de Costa Rica. Decidió dejar el periodismo cuando entrevistó a una señora en un barrio pobre cuyo hijo –con problemas psicológicos– había sido asesinado, según contó en televisión.

“Recuerdo ver a esa señora llorando con tanta impotencia, y yo estaba captando este momento de desigualdad, de injusticia. Lo iba a compartir con mucha gente, pero no podía cambiar esa desigualdad. Esa fue mi separación de la vida periodística, porque entendí que hay que involucrarse para cambiar las cosas”, dijo.

Tras eso realizó sus estudios de Ciencias Políticas en la UCR y obtuvo una beca para estudios del desarrollo en la Universidad de Sussex, Inglaterra.

Como candidato del PAC, tuvo que cargar con el desgaste del actual gobierno (del que fue ministro de Desarrollo Social y de Trabajo), pero pudo ofrecer una imagen renovada.

Su primera acción como presidente electo fue enviar una carta a los partidos políticos para invitarles a una reunión y trabajar en la búsqueda de un Gobierno de Unidad Nacional y una agenda conjunta de temas; una promesa de campaña.

Este asunto es vital para él, pues gobernará con un Congreso dividido en siete fuerzas políticas, de las cuales ninguna cuenta con una mayoría.

Su contrincante, Fabricio Alvarado, reconoció la misma noche su derrota y ofreció su apoyo al nuevo presidente para llamar a la reconciliación y superar los temas estancados en Costa Rica, según el diario La Nación, de Costa Rica.

66,7 % de los votos
Con ese porcentaje logró la victoria Carlos Alvarado y será el presidente de Costa Rica hasta 2022

Fuente: eluniverso.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *