BOCA JUNIORS HUMILLA A LIGA DE QUITO EN CASA BLANCA POR COPA LIBERTADORES.

Boca Juniors mira de cerca la semifinal de la Copa Libertadores, y es que el xeneize tiene una ventaja importante para definir la llave ante Liga de Quito luego del 3-0 con el que se impuso este miércoles en la altura de Quito.

No le costó a Boca asentarse en la cancha de Ponciano, aunque Liga presionó en los primeros minutos, la visita salió del apuro y en la primera acción de peligro un remate de Mauro Zárate, al minuto siete, exigió la estirada de Adrián Gabbarini.

Fue un aviso de la efectividad del visitante, que desde su campo elaboró el gol de apertura.

Con espacio de maniobra Alexis Mac Allister puso un balón entre la línea defensiva de los albos para conectar con Ramón Ábila, que enfrentó a Gabbarini y definió esquiando para el 1-0 en el minuto 11.

Liga intentó reaccionar, recuperar el balón, pero cayó en imprecisiones que dejaron a Boca con la posibilidad de aumentar la ventaja con el mismo Ábila, con traslado del balón por todo el campo de los universitarios, y un remate que salió apenas desviado al 27m.

Golpeado por la desventaja y con poca claridad en el ataque, lo mejor para Liga fue un pase cruzado de Andrés Chicaiza (33m) que buscó a Antonio Valencia por la banda derecha, pero el centro del amazónico no encontró receptor en una línea ofensiva que no se conectó al juego.

La salida del atacante Rodrigo Aguirre (40m) por lesión limitó en ataque a los locales, y sin presionar la salida, fueron los argentinos quienes terminaron la primera parte del juego con el balón en su poder y la ventaja de tener un jugador más por expulsión de Jefferson Orejuela (45+2m). Cuesta arriba para los de Pablo Repetto en el complemento.

El arranque del segundo tiempo fue lapidario para los albos, con falta al borde del área y la ejecución de Emanuel Reynoso (47m) que dejó sin reacción al golero Gabbarini y en 2-0 el marcador.

Las alternativas en ataque fueron limitadas para los de Repetto, que al 60m se acercaron con un balón filtrado al área para Cristian Martínez, que el colombiano no pudo definir ante el cierre del golero Esteban Andrada.

Sin encontrar su mejor mejor nivel, Liga pasó mal ante un equipo que lo superó, que manejó el ritmo del juego, que aprovechó desajustes defensivos y sobre todo fue efectivo frente el arco de Gabbarini, para al 80m sentenciar el juego.

Un balón a la zaga no pudo controlar Luis Caicedo, que cedió ante la presión de Ábila y terminó por empujar el balón en su propia puerta para el 3-0, tarea complicada para una remontada de los universitarios, que devolverán la visita el miércoles próximo en la Bombonera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *