AUDIENCIA EN CASO SOBORNOS 2012-2016 SE VOLVIÓ RESERVADA PARA LOS CHATS PRIVADOS DE ALEXIS MERA.

“Como nuestro marco constitucional respeta el derecho a la intimidad, usted (perito Wiliam Castro) me está hablando de comunicaciones muy personales del señor Alexis Mera… El público ajeno a este proceso debe desalojar la sala por respeto el principio de intimidad”. El presidente del Tribunal de Juicio del caso Sobornos, Iván León, se refería a conversaciones vía WhatsApp que fueron extraídas de uno de los dos teléfonos incautados al ex secretario jurídico Alexis Mera y que debían ser expuestas en audiencia por el perito solicitado por Fiscalía.

El oficial dijo que en el proceso investigativo de esta causa hizo siete informes periciales y un oficio de ampliación.

El primer informe, recordaba Castro, hablaba de que en una audiencia privada de exhibición de evidencia, de junio pasado, se verificaron dos cadenas de custodia, en las que había varios elementos, entre ellos, dos teléfonos celulares: uno marca Huawei, otro Alcatel, una tablet y un CD, todo relacionado con Mera.

La fiscal general, Diana Salazar, planteaba centrar su interrogatorio en ese peritaje y más específicamente en lo que se extrajo del Alcatel.

Según Castro, una vez que la información de ese teléfono fue analizada, Fiscalía habría dispuesto que se realice la materialización específicamente de 63 hojas, las cuales tendrían pertinencia con la investigación.

Salazar indicaba que por tratarse de información personal que corresponde a Mera y a chats de WhatsApp con el expresidente Rafael Correa y otras personas, le solicitaba al perito se centre en la información que es exclusivamente pertinente.

La defensa de Correa, Fausto Jarrín, aclaraba que Mera a la época de los chats analizados era el abogado particular del expresidente y que por lo tanto no solo debía protegerse el derecho a la intimidad, sino también la reserva que existe entre abogado y cliente.

Salazar reiteraba que no querían exponer todo lo que encontraron y le volvía a preguntar al perito si recordaba lo constante en la hoja 5 de su informe. Castro respondía que para él era casi imposible recordar entre quiénes fue la conversación y más aún el texto mismo de la conversación .

“Pido al Tribunal se me permita dar lectura a las conversaciones…”, solicitaba el perito.

Los chats que se iban a exponer, para agosto de 2019, en plena instrucción fiscal, ya eran parte del expediente del caso Sobornos. En ellos se revelaban conversaciones entre Mera y Correa, quienes vía WhatsApp hablaban de temas personales, coyuntura política y de la trama de corrupción de Odebrecht.

Más de una hora le tomó al perito explicar los chats materializados en su informe y responder las preguntas. Una vez que terminó su participación, el octavo testigo de Fiscalía, León suspendió la diligencia y convocó reinstalarala en la tarde.

La convocatoria quedó en nada cuando el secretario del juez David Jacho, quien presidirá el Tribunal que analizarán la recusación presentada por Correa en contra del Tribunal de Juzgamiento, notificó personalmente a los jueces que estaban siendo recusados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *