ARGELIA VENCE A SENEGAL Y SE CORONA CAMPEÓN DE LA COPA DE AFRICANA DE NACIONES.

Egipto, tierra de faraones, alumbró al nuevo rey del ‘continente Negro’. Argelia derrotó a Senegal (0-1) para conquistar, 29 años después, la segunda Copa de África de su palmarés.

La final ‘duró’ 79 segundos. Fue el tiempo que necesitó Baghdad Bounedjah para marcar el gol más rápido del torneo y uno de los tres más rápidos -junto a los del etíope Ad-Diba en 1957 y del nigeriano Odegbami en 1980- de la historia de las finales de la CAN.

La maniobra del excompañero y ahora discípulo de Xavi Hernández en Al-Sadd fue perfecta. Él se lo guisó… y él se lo comió. Cayó a banda izquierda para recibir de Bennacer, se deshizo de Kouyaté con una gran ‘puerta atrás’ y conectó un derechazo desde la frontal que, tras tocar en Salif Sané, sustituto del sancionado Koulibaly, se convirtió en un ‘globo envenenado’ que sorprendió a un no excesivamente adelantado Alfred Gomis. De hecho, N’Diaye reprendió al meta por su falta de reacción.

El gol premió todo el ‘trabajo sucio’ realizado por Bounedjah en esta Copa África. El tanto ante Senegal permitía al máximo goleador mundial en 2018 (59 goles) poner fin a 410 minutos de sequía. No marcaba desde el 3-0 en el debut contra Kenia. También recompensó su falta de acierto. Y es que en cuartos de final, contra Costa de Marfil (1-1), el ‘9’ de los ‘zorros del desierto’ falló un penalti antes de que se llegara a la tanda fatídica.

El tempranero 0-1, como sucediera en la final de la Champions, ‘afeó’ el partido. Argelia, como hiciera en semis ante Nigeria y en cuartos ante Costa de Marfil, se echó atrás y renunció a la posesión. Senegal se ahogó sin espacios. Y es que cada vez que Mané o Sarr tenían espacios para correr, los ‘zorros del desierto’ les frenaban con falta. Hasta 21, pese a las muchas que dejó sin sancionar el árbitro, se señalaron antes del descanso. 14 de Argelia y cinco de Senegal que se saldaron con una única amarilla a Bensebaini.

Con este guión de partido, Senegal apenas gozó de dos ocasiones de peligro en el primer tiempo: un zurdazo aislado de Mbaye Niang que salió rozando el larguero en el 38′ y un posible penalti de Zeffane sobre Sarr que el árbitro no entendió como tal.

Senegal creció, ligeramente, tras el descanso. En el 60′, de hecho, vio cómo el colegiado Alioum señalaba un penalti a su favor por manos de Guediouratras una internada por derecha de Sarr, pero el VAR dio marcha atrás y lo anuló correctamente. La mano estaba pegada al cuerpo.

Los ‘Leones de Teranga’, con cuentagotas, seguían acumulando acciones de peligro. Gassama filtró un pase al hueco en el 66′ y Niang, después de regatear al meta M’Bolhi, acabó disparando fuera sin demasiado ángulo. También rozó el gol el lateral zurdo Sabaly con un tiro que M’Bolhi desvió a córner como pudo en el 69′.

Argelia, que apenas salía de su campo, pudo ampliar distancias con un gol calcado al 0-1 en el 74′. Belaïli conectó un disparo desde la izquierda que se ‘envenenó’ tras tocar en Gassama y salió rozando el larguero.

El arreón final de Senegal no fue tal. Apenas gozó de una volea que Sarr envió arriba en el 83′. La historia de la fase de grupos volvía a repetirse. Senegal, que sólo ha recibido dos goles en todo el torneo, caía por 0-1 con Argelia, su peor ‘pesadilla’ en esta Copa.

Los ‘zorros del desierto’ vuelven a reinar 29 años después. La primera Copa de África en verano y con 24 selecciones es suya. Rabah Madjer ya tiene herederos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *