ABOGADO DE JORGE GLAS PEDIRÁ HÁBEAS CORPUS PARA EL EX VICEPRESIDENTE.

“Se presentará una apelación al organismo técnico que pidió el traslado o al juez penitenciario respectivo” así lo señaló Eduardo Franco Loor, abogado del exvicepresidente Jorge Glas.
Desde su despacho, ubicado en el centro de Guayaquil, el representante legal indicó, este lunes 22 de octubre, que en base al artículo 668 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) se presentará esta medida por el traspaso de Glas desde la cárcel número 4 en Quito hasta el Centro de Rehabilitación Social, en Latacunga.
Franco añadió que el equipo de juristas está analizando la posibilidad de presentar una medida internacional. “Estamos estudiando un recurso de hábeas corpus para que sean los jueces en derecho, jueces que no estén influenciados ni palanqueados que revisen este caso”, señaló. La Constitución de Ecuador precisa (artículo 89) que la acción de hábeas corpus tiene por objeto recuperar la libertad de quien se encuentre “privado de ella de forma ilegal, arbitraria o ilegítima”, así como “proteger la vida y la integridad física” de las personas privadas de libertad.
Glas se encuentra detenido desde el 2 de octubre del 2017 por la trama de corrupción del caso Odebrecht. En el proceso también fue investigado su tío, Ricardo Rivera, por mantener contactos con personeros de la firma brasileña Odebrecht, quienes admitieron el pago de sobornos para acceder a contratos en el sector energético. Cuando se produjeron esos acuerdos, Glas era vicepresidente y delegado por el entonces presidente Rafael Correa para manejar los sectores estratégicos del Estado (petroleras, hidroeléctricas, entre otros).
En diciembre del 2017, Glas y su tío fueron condenados a seis años de cárcel por asociación ilícita, en una sentencia en la cual los jueces pidieron a la Fiscalía que también los investigaran por presunto cohecho, concusión, testaferrismo, peculado y lavado de activos. La noche del domingo 21 de octubre del 2018 el Gobierno informó que Glas fue trasladado desde la Cárcel 4 de Quito, de mínima seguridad, hasta el Centro de Rehabilitación Social de Latacunga con base en un informe de Inteligencia, que recomendaba la reubicación por razones de seguridad.
Mediante un tuit subido a las 13:09, el defensor indicó que “Glas se encuentra en condiciones deplorables e infrahumanas”. Y responsabiliza a las autoridades por la seguridad física y vida del exvicepresidente. A lo que Franco añadió que mediante una fuente supo que su representado había tomado la decisión de estar en huelga de hambre y no sabe hasta cuándo permanecerá así.
La noche del domingo 21 de octubre, Glas fue trasladado por razones de seguridad, según indicó la Secretaría de Comunicación, luego de la fuga del exsecretario Fernando Alvarado. Franco calificó el traslado como “arbitrario e inconstitucional” y que es muestra que “Glas es un perseguido político por el gobierno de Lenín Moreno”. Agregó que las autoridades debieron de avisar con 48 horas el cambio de centro penitenciario. Según su abogado, el exvicepresidente padece una gastritis crónica e hipertensión.
Franco dijo que supuestamente no se le permitió a su cliente llevar las medicinas que toma. Glas está detenido desde el 2 de octubre del 2017, en un proceso en el cual también se encuentra vinculado su tío Ricardo Rivera, por mantener reuniones con personal de la firma brasileña Odebrecht, quienes admitieron el pago de sobornos para obtener contratos del Estado ecuatoriano en proyectos energéticos.
El exvicepresidente de Rafael Correa, era el responsable de los sectores estratégicos del Estado. El pasado 13 de diciembre de 2017, la Corte Nacional de Justicia lo condenó a seis años de cárcel por asociación ilícita, al igual que a su tío, y recomendó que se lo investigue por delitos cohecho, concusión, peculado, testaferrismo, delincuencia organizada y lavado de activos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *