La otra guerra que lanzó Vladimir Putin contrarreloj en las últimas 24 horas

El régimen de Vladimir Putin lanzó otra guerra. La misma para la que su ejército oculto está preparada desde hace años: la de la desinformación. Así lo denunció hoy el Pentágono quien señaló que la maquinaria de trolls de Rusia está en marcha desde la noche del viernes cuando se iniciaron los bombardeos aliados sobre Siria.

La campaña de desinformación rusa ya ha comenzado. Los trolls rusos se han incrementado en un 2000 por ciento en las últimas 24 horas“, señaló Dana White,portavoz del Pentágono quien también indicó que se “invocó” al Kremlin a ayudar a desmantelar el arsenal químico de Bashar Al Assad.

Desde hace varios años Rusia ha diseñado un sistema de desinformación basado en un verdadero ejército de cibernautas dedicados a la difusión de noticias falsas. Con esa misma estrategia, Putin consiguió interferir en las elecciones de Gran Bretaña cuando decidió abandonar la Unión Europea y en la última campaña de los Estados Unidos de 2016, cuando Donald Trump alcanzó la Casa Blanca.

Vladimir Putin junto al dictador sirio Bashar al-Assad en Sochi, Rusia en noviembre de 2017 (Reuters)

Vladimir Putin junto al dictador sirio Bashar al-Assad en Sochi, Rusia en noviembre de 2017 (Reuters)

Rusia fue en las últimas semanas, además, una gran protagonista del escándalo Facebook que tuvo a su fundador y CEO, Mark Zuckerberg en el centro de la escena parlamentaria en Washington. Allí debió explicar cómo no hizo nada para contener la enorme cantidad de trolls rusos y noticias falsas que se generaron a partir del affairCambridge Analytica.

La fábrica rusa de noticias falsas tiene un nombre y una dirección: se llama Internet Research Agency (IRA, por sus siglas en inglés). Estaba ubicada en un moderno edificio de San Petersburgo, en el número 55 de la calle Savushkina.

También se conoce su principal tarea: dividir a los estadounidenses y sembrar desconfianza en la democracia, no sólo norteamericana, sino también global. Pero esa fábrica además intervino durante la discusión sobre el Brexit, los comicios británicos que debían decidir sobre la permanencia o no del Reino Unido en la UE.

Y desde los últimos meses, se conoció que tuvo un nuevo objetivo: Italia.

La colpa è degli immigrati“. Este mensaje, corto, sencillo y devastador, se martilló en las redes sociales italianas en los últimos meses de cara a las últimas elecciones. La culpa es de los inmigrantes.

El discurso xenófobo fue una de las herramientas que tuvo el Kremlin para involucrarse en los comicios de la península. El ejército de trolls con que cuenta el régimen de Putinoperaba en las sombras y desde diferentes lugares para influir en parte de la opinión pública italiana.

Ahora, ese ejército sacó sus reservas. En tan solo 24 horas se vio incrementado en un 2000 por ciento para refutar la información oficial dada por los gobiernos de Estados Unidos, Francia y Reino Unido. Principalmente se basan en supuestas noticias dadas a conocer por los medios propagandísticos RT y Sputnik, en manos del régimen ruso.

Fuente: infobae.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *