Cuatro días de duelo nacional, indignación y reacción militar

Quito –

El inicio de una ofensiva terrestre y aérea binacional en ambos lados de la frontera colombo-ecuatoriana y la declaratoria de cuatro días de duelo nacional en Ecuador le siguieron la tarde de ayer a la confirmación por parte del presidente Lenín Moreno del asesinato del equipo periodístico de diario El Comercio, secuestrado en esa frontera, el pasado 26 de marzo.

El mandatario dio la triste noticia, cerca de dos horas después de que terminó el plazo de 12 horas dado por él la noche del jueves para que los captores del Frente Oliver Sinisterra, disidente de la exguerrilla de las FARC, entreguen una prueba de vida de los plagiados.

El plazo se cumplió, no hubo pruebas y tras concluir una reunión del Consejo de Seguridad Pública del Estado (Cosepe), que se realizó en las instalaciones del ECU-911 de Quito, Moreno dijo: “Lamentablemente tenemos información que confirma el asesinato de nuestros compatriotas. Más allá de los esfuerzos realizados se ha confirmado que estos criminales parecería que nunca tuvieron la voluntad de entregarlos sanos y salvos, es muy probable (…) que lo único que hayan querido es ganar tiempo”.

El mandatario dio a conocer que se tomaron varias resoluciones en la reunión: solicitar al Consejo de Seguridad Pública del Estado el levantamiento de la reserva de la información pertinente para que el pueblo ecuatoriano conozca los esfuerzos del Estado por garantizar la vida de los ecuatorianos fallecidos; reiniciar las operaciones militares y policiales en el área de la franja fronteriza que fueron suspendidas.

Moreno agregó que se creará la jurisdicción especializada en crimen organizado con sede en Quito, con el objetivo de garantizar la seguridad de jueces y fiscales; incluir al narcoterrorista alias Guacho en la lista de los más buscados del Ecuador y ofrecer una recompensa de 100 mil dólares por la información que conduzca a su captura en Ecuador o en Colombia.

También se declara zona de seguridad al área de frontera en la que han ocurrido los eventos relacionados con atentados y el secuestro. Habló de la toma de contacto con organismos de cooperación internacional, con la Iglesia y Cruz Roja, para iniciar el proceso de localización y la repatriación de los cuerpos.

“Estamos de luto pero no vamos a dejarnos amedrentar, hoy más que nunca pido al país la unidad por la paz”, manifestó Moreno.

El mandatario, en medio de la consternación por el fallecimiento del equipo periodístico del diario El Comercio, dio paso a una explicación del coronel Polivio Vinueza, jefe de la Unidad Antisecuestros y Extorsión (Unase) de la Policía Nacional, sobre el paso a paso del proceso de negociación.

Antes de que Moreno confirmara el asesinato, su par colombiano, Juan Manuel Santos, daba cuenta en Lima de esa situación. “Espero nuevamente condenar este hecho deplorable, este asesinato de estos tres ciudadanos ecuatorianos. He estado en permanente comunicación con el presidente Lenín Moreno, le he dicho y le he reiterado que tiene todo el apoyo y toda la solidaridad y toda la colaboración para que los responsables de este crimen sean llevados a la justicia”, dijo Santos a los periodistas.

En la tarde, tras una reunión entre los ministros de Defensa y del Interior de Ecuador y de Colombia, el Gobierno colombiano anunció que aumentaba la recompensa de 300 millones (100 mil dólares) a 400 millones de pesos (unos 148 mil dólares) por información para capturar a alias Guacho.

Y el Ejército de ese país iniciaba una incursión terrestre y aérea en el suroeste de Nariño, frontera con Ecuador. (I)

Estamos de luto, pero no vamos a dejarnos amedrentar. Pido la unidad del país por la paz, aunque estamos de luto no dejamos de ser un país de paz.
Lenín Moreno, presidente del Ecuador

Sabemos que solamente colaborando con las Fuerzas Armadas ecuatorianas es que podremos poner en buen recaudo a este criminal (Guacho).

Fuente: eluniverso.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *