26-M. LAS ELECCIONES MÁS IMPORTANTES DE LA UNIÓN EUROPEA, PASO A PASO.

En estos comicios se decide cuántos grupos serán necesarios para obtener una mayoría en el Parlamento Europeo y si los radicales lograrán una minoría de bloqueo.

Los europeos empezaron a votar el pasado jueves en Holanda y Reino Unido. Los resultados de los 28 se conocerán esta noche cuando en Italia cierre el último colegio a las 23.00. En juego están no sólo cuántos grupos serán necesarios para obtener una mayoría en el hemiciclo, sino si los radicales lograrán una minoría de bloqueo.

¿Qué se escoge en estas elecciones?
Son las elecciones al Parlamento Europeo, y los votos de 426 millones de ciudadanos llamados a las urnas servirán para escoger a los 751 diputados que formarán el hemiciclo a partir del 2 de julio.
¿No votamos al presidente de la Comisión o del Consejo Europeo?
No. Ambos cargos los eligen los jefes de Estado y de Gobierno. Sin embargo, el resultado de este domingo es decisivo para el futuro de la Comisión. Los Tratados dan todo el poder de selección al Consejo Europeo, a los primeros ministros y presidentes, pero el Parlamento debe votar su nombramiento y, además, aprobar después en unas audiencias técnicas a los potenciales comisarios. Sin el respaldo de la cámara no habría Ejecutivo. Y los partidos han prometido incluso un “bloqueo institucional” si las capitales tratan de imponer en reuniones a puerta cerrada a candidatos que no hayan dado la cara hasta ahora.
¿Se espera una alta participación?
No. Se ha logrado transmitir que estamos ante probablemente las elecciones europeas más importantes de su corta historia, y desde Bruselas se espera que eso empuje a más gente a salir de casa. Al mismo tiempo, la participación en el pasado ha sido muy baja: 42% en 2014. Un 43% en 2009 o un 45% en 2004. En las primeras, en 1979, votaron el 63%, pero desde entonces, y sin excepción, ha ido siempre a menos.
¿Cómo se reparten los escaños?
Los criterios están marcados en los Tratados europeos. Se hace teniendo en cuenta el tamaño, la población de cada Estado miembro, pero no hay una proporcionalidad estricta, sino factores correctivos. Así, los más pequeños como Malta, Luxemburgo y Chipre sólo tienen seis eurodiputados, España 54 o Alemania, el más grande, 96. Para esta próxima legislatura se había corregido la proporcionalidad para mitigar algunos desequilibrios que perjudicaban por ejemplo a España y Francia. Cada país escoge el tipo de circunscripción que usa (única, regional), pero debe haber proporcionalidad para que los partidos pequeños tengan también opción de enviar representantes a Estrasburgo. Hay miembros sin umbrales mínimos y otros que oscilan entre el 1,8% y el 5%. En la mayoría se puede votar desde los 18, pero en otros como Italia o Grecia, sólo los mayores de 25.
¿Cuándo tendremos resultados?
La respuesta corta es que en torno a las 23.15 se espera una proyección de escaños para todo el Hemiciclo, ya con datos de recuento provisional de 18 países, las estimaciones de otros ocho e intenciones de voto en Reino Unido y Letonia. El Parlamento ofrecerá las primeras estimaciones a partir de las 18.00, con cifras de quienes han votado desde el jueves o cierran pronto los colegios. A las 20.15 habrá una primera proyección. Italia cierra el último colegio a las 23.00 y poco después de medianoche, mezclando varios tipos de datos, se espera ya una estimación muy fiable de cuál será la composición final del hemiciclo.
¿Qué pasa con el Brexit?
Reino Unido sigue dentro de la UE, y por tanto ha celebrado elecciones. Si el 2 de julio, día de inicio de la próxima legislatura y constitución de la Eurocámara, el país sigue siendo Estado miembro, sus 73 diputados tomarán posesión del escaño. Una vez que se consume el Brexit y dejen la Unión, sea el 31 de octubre, a finales de año o en 2022, por ejemplo, sus Eurodiputados perderían el trabajo y se reajustarían los puestos. El total de la cámara varía inmediatamente de 751 a 705, pero algunos países, como España y Francia, ganarían hasta cinco escaños extra. Que serían ocupados por los candidatos a los que les hubiera correspondiendo el puesto este 26 de mayo si en vez de 54 se hubieran dado en nuestro país 59 escaños.
¿Sirve de algo el Parlamento?
Desde luego. No es la institución con más poder, pero tiene poderes crecientes. En Bruselas, la Comisión tiene la iniciativa legislativa (de momento, porque algunas voces entusiastas esperan que la Eurocámara pueda quedársela en el futuro) y el Consejo (los gobiernos) y el Parlamento tienen un papel colegislador. Sin la aprobación de los diputados no hay directivas. En torno a 1.000 iniciativas legislativas han sido “discutidas, mejoradas y en su mayoría completadas” esta legislatura. Cuestiones como el fin del ‘roaming’ en la UE, el fin de las comisiones opacas en pagos con tarjeta, el fin del bloqueo geográfico en las compras por internet o la reforma de la protección de datos. También la polémica reforma de los derechos de autor, medidas para conciliar la vida laboral o la prohibición de los plásticos de un solo uso a partir de 2021.
¿Cuándo se escogen a los presidentes del Parlamento, la mesa y las diferentes comisiones?
Con la constitución de la cámara en una sesión plenaria en Estrasburgo el 2 de julio. Está en juego ahora la renovación de muchos puestos importantes, y ahí el de presidente del Parlamento es una ficha más en la partida. Habrá una segunda sesión dos semanas después para seguir fijando los primeros compases.
¿Quién va a ganar las elecciones?
Según todos los sondeos y proyecciones, el Partido Popular Europeo, con entre 173 y 180 escaños, dependiendo de las encuestas y metodología de proyecciones. Seguido de los Socialistas (en torno a 150) y del macrogrupo de Macron y Alde (100-105). Por primera vez, los dos grandes no se bastarán para tener mayoría absoluta con una Gran Coalición. Las dos grandes preguntas son cuántos partidos serán necesarios para sumar 376 y si las fuerzas extremistas logran un 30% y por tanto una minoría de bloqueo con la que poder poner trabas en un buen número de trámites parlamentarios.
¿Cuántos grupos políticos habrá la próxima legislatura?
No lo sabemos. En Bruselas y Estrasburgo hay por un lado partidos políticos y por otro grupos. A veces coinciden en nombres e integrantes, y otras no. Para formar un grupo se necesitan al menos 25 diputados y siete nacionalidades. El Partido Popular Europeo (a falta de saber qué hará Viktor Orban, suspendido en la actualidad su Fidesz) y la Alianza Progresista de los Socialdemócratas (con un problema en Rumanía) permanecen prácticamente igual. Lo mismo ocurre con Los Verdes, que aspiran a tener hasta 60 escaños. Pero en el resto puede haber cambios importantes. Alde, el que ha agrupado a los liberales estos años, desaparece, y se fusionará con el movimiento Renacimiento de Emmanuel Macron. La Izquierda Unida Europea e Izquierda Verde Nórdica (GUE) tiene la incógnita de la Syriza griega, que podría moverse al lado socialdemócrata o incluso dar la sorpresa y sumarse a Macron, dada la buena relación que viene de lejos entre los líderes de ambas.
¿Qué ocurrirá con las fuerza escépticas, eurófobas o más radicales?
No está claro. Las previsiones les otorgan entre un 20 y un 25%. Los Conservadores y Reformistas por Europe (CRE), dominados por los ‘tories’ británicos y el Ley y Justicia (PiS) polaco, o la N-VA flamenca, esperan incorporar a nuevas formaciones como Vox o el Foro por la Democracia holandés. Donde se espera una revolución es en La Europa de las Naciones y la libertad, que hasta ahora ha incluido a La Liga italiana, a Reagrupación Nacional de Marine Le Pen, la ultraderecha flamenca del Vlaams Belang belga, el Partido por la Libertad del holandés Geert Wilders o el FPÖ austriaco. Salvini, cuyo partido es probable que sea el segundo más grande de toda la cámara, con cerca de 30 diputados, aspira a crear una superalianza de escépticos y ultras, de la mano de Nigel Farage (hasta hoy en La Europa de la libertad y la democracia directa) o la AfD alemana (indecisos aún) para influir de verdad constituyendo el cuarto grupo en el hemiciclo con incluso más de 75 diputados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *