Al menos 17 muertos deja un tiroteo en una escuela secundaria en el sureste de Florida

El sheriff del condado de Broward confirmó la primera cifra de muertos y que los heridos habían sido trasladados a dos hospitales. El pistolero, que según las autoridades es un exalumno, ya fue detenido.

Al menos 17 personas murieron este miércoles en un tiroteo en una escuela secundaria en el sureste de Florida. El alguacil del condado de Broward, Scott Israel, indicó además que hay más de una decena de heridos que fueron trasladados a dos hospitales de la zona.

Israel aseguró que el sospechoso fue detenido e identificado como Nikolas Cruz, de 19 años. Confirmó que fue alumno de la escuela y que había sido expulsado por razones que no detalló.

“Habíamos escuchado que eran muchos muertos, ahora tenemos que confirmar lo que nos dijo el condado de Broward, que son 17 personas muertas”, dijo Israel en una conferencia de prensa al detallar que 12 de ellas fueron halladas dentro del edificio de la escuela. “Entre 14 y 18 más resultaron heridas y fueron trasladadas a hospitales”, agregó.

Dos médicos del hospital North Broward Medical Center, en Deerfield Beach, informaron que la mayoría de las víctimas recibieron disparos de bala y que otros fueron heridos al caerse y ser aplastados por sus propios compañeros. Indicaron que los heridos que han sido intervenidos quirúrgicamente se encuentran fuera de peligro.

El alguacil aseguró que Cruz llevaba consigo al menos un arma semiautomática tipo AR-15.

“Es una situación terrible. Es un día horrible para nosotros”, indicó a su vez el superintendente de escuelas del condado, Robert Runcie.

El tiroteo comenzó en la Marjory Stoneman Douglas High School en Parkland pasadas las 2:00 pm hora local, poco antes de que acabara la jornada escolar.

“Es catastrófico. No tenemos palabras”, dijo el alguacil.

Debido al cierre de la escuela algunos de los estudiantes permanecieron en el interior del edificio escolar y las autoridades pidieron que se resguardasen hasta que pudieran ser rescatados. Agentes del FBI se encuentran ya en la zona del incidente.

En la escuela, situada aproximadamente a 45 millas (72 km) de Miami, hay inscritos más de 3,200 alumnos. Imágenes de televisión del lugar del incidente mostraron a grupos de estudiantes evacuando en fila y las manos en alto.

La policía advirtió a las personas que eviten el área cerca de la escuela. “No llame al 911 a menos que sea una emergencia”, dijo la Policía en un tuit.

La Casa Blanca indicó en un comunicado que el presidente “fue informado sobre el tiroteo en Florida. Estamos monitoreando la situación. Nuestros pensamientos y oraciones están con los afectados”.

Poco después, el mandatario envió sus “oraciones y condolencias a las familias de las víctimas del terrible tiroteo de Florida” y añadió que ningún niño, profesor o cualquier persona debería nunca sentirse insegura en una escuela estadounidense”. El mandatario indicó también que habló con el gobernador Rick Scott, a quien ofreció ayuda federal.

“Estoy en el auditorio”

Una estudiante de 17 años que se encontraba en el interior de la escuela escribió a las 2:30 pm en un mensaje de texto a sus padres que escuchó “disparos en el campus de la escuela (…) Estoy en el auditorio y las puertas están cerradas”.

“He estado en contacto con mi hermana (…) Ella respondió el teléfono en shock y me dijo que había visto gente herida”, declaró a MSNBC el hermano de una de las estudiantes aque estaba dentro de la escuela.

Según Gun Violence Archive, ya ha habido 29 tiroteos masivos en Estados Unidos en las seis semanas de 2018, de los cuales 18 han sido en centros escolares. Desde 2013, se han reportado unos 290 tiroteos en escuelas estadounidenses, según el conteo de Every Town Research.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *