El juicio contra Jorge Glas llega a la hora cero

La Corte Nacional de Justicia emite hoy su veredicto en el caso.

Tras unas maratónicas 150 horas de audiencia, el caso por asociación ilícita contra el vicepresidente Jorge Glas, su tío y otras siete personas más llega a su esperado final.

Hoy, la Corte Nacional de Justicia emitirá el veredicto con el cual se determinará si el segundo mandatario, sin funciones desde agosto y preso desde octubre, será declarado culpable dentro del proceso, que empezó con las denuncias de corrupción en el caso Odebrecht.

Glas es acusado de haber participado en la estructura delictiva que recibió coimas de la constructora brasileña a cambio de contratos en los sectores estratégicos, que lideraba.

A lo largo del proceso, e incluso antes, cuando las denuncias recién surgieron, el vicepresidente ha mantenido su inocencia, alegando que las denuncias en su contra son parte de una persecución política y que, incluso, las delaciones de los funcionarios de Odebrecht, fueron fabricadas con este fin.

Esa explicación la reiteró nuevamente su abogado, Eduardo Franco Loor, quien pidió a los jueces que su cliente sea declarado inocente.

“La Fiscalía no ha presentado nada más que pliegos de los contratos de los sectores estratégicos, en los que no aparece el nombre del vicepresidente”.

Ayer, durante una rueda de prensa, este se refirió, además, al carácter mediático que ha adquirido el proceso contra Glas, tildando de “linchamiento” y de “vendetta política” la información publicada contra su cliente en los últimos meses.

Franco Loor también se refirió a las declaraciones más recientes del presidente Lenín Moreno, quien el lunes señaló que “no tolerará una tomadura de pelo” en torno al fallo.

Para el jurista, el mandatario busca incidir en la decisión de los jueces. “La justicia tiene que actuar independientemente y no por un estado de opinión”, aseveró.

La Fiscalía, en cambio, ha puesto sobre la mesa decenas de pruebas que, dice, determinan la participación del vicepresidente en la red de corrupción de Odebrecht.

Además de numerosos testimonios, entre ellos el del exsecretario jurídico de la presidencia, Alexis Mera, quien aseguró que el retorno de la constructora al país fue liderada por Glas, la entidad mostró indicios de que este y Ricardo Rivera, su tío, (acusado de dirigir la red), tenían una relación más cercana de la que este había afirmado.

En la computadora de Rivera, los investigadores hallaron documentos dirigidos al segundo mandatario y relacionados con los sectores estratégicos.

Durante el proceso de juicio, el vicepresidente tomó el banquillo y brindó su propio testimonio. Habló por cuatro horas, mostró una lámina con sus cuentas y se refirió a las pruebas presentadas.

El veredicto se dará a conocer a las 16:00. A esa hora se sabrá cuál de los alegatos tuvo más peso ante los jueces.

Fuente: EL UNIVERSO / EXPRESO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *