Pocos correístas despiden al expresidente en su retorno a Bélgica

A diferencia de la primera vez que acudieron a su encuentro unas 700 personas, ahora el número se redujo a unas 70

Desde las 15:00, un grupo de simpatizantes del expresidente Rafael Correa empezaron a llegar hasta los exteriores del aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil para despedirlo. Pero luego se movilizaron tras ser informados que llegaría a la misma terminal aérea privada donde arribó el pasado 24 de noviembre.

Con banderines y pañuelos verdes con la imagen del exmandatario, los correístas esperaron más de tres horas. A las 18:44 Correa apareció a bordo de un vehículo todoterreno. Entre los asistentes estuvieron los asambleístas Carlos Viteri y Sofía Espín.

Cerca de unos cincuenta policías estaban ubicados dentro y fuera de la terminal aérea.

Luego del chequeo y registro de migración respectivo, el expresidente, que retorna a Bélgica luego de diez días en Ecuador, salió hasta las rejas para saludar a sus simpatizantes. Entre besos y apretones de manos, Correa dijo que en el país no hay estado de derecho y que se vive un abuso de poder y opresión. “Es todo al braveo…”.

Mientras estuvo en Ecuador, Correa visitó varias ciudades, entre ellas Guayaquil, Durán Quito, Portoviejo, Chone, Cuenca, Ibarra y Esmeraldas. (I)

 

Fuente: EL UNIVERSO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *