Consulta popular empieza en el CNE con revés correísta

Dos decisiones políticas inmediatas deberá tomar la nueva presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Nubia Villacís: reunir al pleno para definir la fecha de convocatoria a elecciones de la consulta popular y referéndum, y decidir si envía o no delegados electorales a la convención nacional que prevé realizar la facción correísta de Alianza PAIS (AP) este domingo en Esmeraldas.

Villacís fue posesionada ayer como presidenta del CNE, tras la decisión de Juan Pablo Pozo de salir del cargo, alegando que cumplió los seis años de periodo constitucional para el que fue designado. Les notificó de su decisión a las 21:30 del 29 de noviembre del 2017.

Para elegir la nueva directiva hubo un intercambio de mociones entre Villacís y la consejera Ana Marcela Paredes.

Esta última mocionó que Villacís sea presidenta, y se designó por unanimidad. Aunque, no se reconsideró la votación. Para la vicepresidencia, Villacís mocionó a Paredes, tuvo cinco votos; y reconsideración. Ellas realzaron que es la primera vez que mujeres lideran estas dignidades en el organismo.

Por unanimidad se principalizó a Luz Haro, en lugar de Pozo. Ella era suplente.

De los cinco consejeros, solo Mauricio Tayupanta no debe ser renovado en el concurso público que realiza el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPC). Villacís, Haro, el consejero Paúl Salazar, deberán salir cuando se elijan sus reemplazos, posiblemente en febrero; mientras, aún se analiza el caso de Paredes.

En este escenario, el compromiso que hubo es efectuar un proceso de consulta popular que “respete el pronunciamiento del pueblo ecuatoriano”, dijo Tayupanta.

La presidenta no quiso dar una fecha para convocar a los comicios, pero afirmó que convocaría al pleno “lo más rápido posible”, para conocer el contenido jurídico remitido por el jefe de Estado. Esto, a la par de que la Corte Constitucional (CC) mantenía hasta ayer, su convocatoria para resolver el 5 de diciembre si califica o no la constitucionalidad de las cinco preguntas de reforma constitucional, pese a que Moreno decidió realizarla vía decreto ejecutivo, al haberse incumplido plazos señalados en la Ley de Garantías Jurisdiccionales.

Ante la crisis interna que enfrenta AP, Villacís reconoció que es ella quien decidirá si envía delegados del CNE a observar la convención; aunque desde ya ratificó que la directiva es la planteada por Moreno, con Ricardo Zambrano, como secretario ejecutivo.

Fue Gabriela Rivadeneira, quien suscribe como secretaria de AP, quien pidió observadores, y ello constaba en el orden del día del último pleno que convocó Pozo hace una semana, y que suspendió.

Ese punto se eliminó ayer en el pleno de reinstalación. Y la presidenta aclaró: “inmediatamente vamos a contestar vía administrativa a este pedido… Le contestaremos al secretario ejecutivo encargado de AP, Ricardo Zambrano”.

También se creó una comisión interna para contratar a 590 personas; y, se designó a catorce nuevos delegados electorales provinciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *