Enfrentamientos y violencia previo a la llegada del ex presidente Correa

En las últimas hora del día de ayer, viernes 24, decenas de simpatizantes del expresidente Rafael Correa se congregaron en el aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil, para recibir a su líder, que tenia previsto llegar en las primeras horas de hoy sábado 25 de noviembre. 

En el sitio también se dio cita un grupo de opositores a Correa con pancartas y consignas en su contra. Esto generó que simpatizantes y detractores protagonicen enfrentamientos verbales y empujones. Trayendo a la memoria del país, años anteriores donde la ambición por el poder político ocasionó un clima de violencia generalizado. 

Previamente, la dirección aeroportuaria de la terminal indicó que no se permitiría el ingreso de pancartas al aeropuerto, sin embargo este control no tuvo ninguna efectividad. 

La situación empezó a subir tono cuando entre los grupos empezaron a lanzarse agua y los insultos se intensificaban. Partidarios del FE ( ex PRE) también arribaron al aeropuerto y estuvieron liderados por Abdalá Bucaram y su hijo Dalo Bucaram Pulley, lider de movimiento político. Allí se enfrentaron con partidarios de Alianza País.

La Policía llegó a la sala de arribos internacionales media hora después de que empezaron los problemas. El Grupo de Operaciones Especiales se hizo presente en la terminal y lanzó gas lacrimógeno al interior de la sala.

Bucaram reprochó vía Twitter el uso de gas en el lugar indicando: “Claro usaron a la policía tiraron gases con bombas lacrimógenas cobardes, pero seguirá sintiendo el repudio de un pueblo que abrió los ojos ante este pillo de Correa!!!”.

Momentos después las autoridades que acudieron al sitio logró decomisar palos y otros objetos a opositores y simpatizantes. Además expulsó del aeropuerto a varias personas que protagonizaron enfrentamientos físicos y verbales.

Luego de su llegada, Rafael Correa, expreso su satisfacción por estar de nuevo en el país, así mismo criticó la presencia de Abdalá Bucaram en la terminar aeroportuaria. 

Fuente: EXPRESO / Edición: ATALAYA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *