El ex jefe de campaña de Trump se entrega al FBI por supuestas conexiones con Rusia

El abogado Paul Manafort, exjefe de la campaña electoral del mandatario Donald Trump, se presentó este lunes ante el FBI tras recibir la orden de entregarse, en medio de informaciones que apuntan a que al menos una persona fue inculpada por el caso ruso.

Las pesquisas, conducidas por el fiscal especial Robert Mueller, investigan la presunta injerencia de Rusia en los comicios presidenciales de 2016. La prensa local señaló que un socio de Manafort, Rick Gate, también habría sido imputado.

Manafort, de 68 años, fue parte del equipo de campaña de Trump entre junio y agosto de 2016, antes de renunciar por los reportes de que pudo haber recibido millones de dólares en pagos ilegales de un partido político de Ucrania vinculado al gobierno ruso. 

Ante los avances del fiscal especial que investiga la trama rusa, el presidente de Estados Unidos se declaró este domingo otra vez víctima de una “caza de brujas”, negó cualquier colusión y lanzó una furibunda andanada contra Hillary Clinton y su partido. “Clinton y los demócratas son culpables y los hechos hablan por sí mismos. ¡Hagan algo!”, tuiteó el mandatario.

Trump no lo mencionó, pero cabían pocas dudas. El fiscal especial, Robert Mueller, ha puesto nervioso al presidente. El arresto supone un paso de gigante en un caso que se ha vuelto la peor pesadilla para el mandatario.

FUENTES: EL PAÍS / EL TIEMPO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *